11 ciudades antiguas más bonitas de Alemania

Vive los cascos antiguos más bonitos de Alemania en tus próximas vacaciones en casa. En toda Alemania, muchas ciudades grandes y pequeñas tienen un centro histórico bien conservado que puedes visitar y conocer de cerca. Entre la metrópoli hanseática de Lübeck, el baluarte de la UNESCO de Bamberg y Meersburg, en el lago de Constanza, hay numerosas ciudades con atractivos cascos históricos. Hemos elaborado una lista de las ciudades antiguas más bonitas de Alemania.

1. Quedlinburg

quedlinburg

Las montañas del Harz están salpicadas de pequeñas ciudades llenas de magnífica arquitectura y callejones sinuosos. Entre estas ciudades, Quedlinburg adquiere un papel muy especial. El casco antiguo medieval tiene una historia de más de 1000 años. Las numerosas casas históricas con entramado de madera forman un impresionante telón de fondo para explorar la primera capital alemana. Sube a la colegiata de San Servatii por los caminos empedrados del palacio y contempla el precioso casco antiguo de Quedlinburg desde lo alto. Especialmente durante unas cortas vacaciones en las montañas de Harz, no deberías perderte el casco antiguo de Quedlinburg.

2. Heidelberg

heidelberg

Hay pocos superlativos que aún no se hayan utilizado para Heidelberg. Ahora otro se une a la lista. El casco antiguo de Heidelberg es uno de los más bellos del país, y eso es mucho decir. Enclavado entre el puente de Karl Theodor, los arroyos del Neckar y el mundialmente famoso castillo en lo alto del Königsstuhl, el casco antiguo de Heidelberg ofrece una visión de cuento de hadas tanto a los turistas como a los lugareños. En tu camino por el casco antiguo hasta el castillo de Heidelberg, te encontrarás con numerosos edificios medievales, hermosos cafés y restaurantes, así como museos y teatros. El casco antiguo no es en absoluto sólo de carácter histórico, sino también de antigüedad. La vida de la ciudad todavía late aquí hoy. Y eso es precisamente lo que hace que el casco antiguo de Heidelberg sea tan especial.

3. Rothenburg ob der Tauber

rothenburg ob der tauber

Rothenburg ob der Tauber también tiene una historia de más de 1000 años y sin duda es una de las ciudades más bonitas de Alemania Tras su fundación en el año 970, la ciudad experimentó muchos altibajos a lo largo de los siglos. Lo que queda hoy son los espectaculares edificios medievales, las iglesias, las calles y las casas con entramado de madera. La bonita plaza del mercado y la adyacente Plönlein, un conjunto de casas adornadas con entramado de madera, son los primeros lugares a los que debes dirigirte en tu recorrido por el casco antiguo de Rothenburg. Reserva una visita guiada a la antigua Rothenburg y vive la historia de una típica ciudad alemana de la Edad Media.

4. Lübeck

lubeck

En el extremo norte encontrarás uno de los cascos antiguos mejor conservados de Alemania. Hablamos de la hermosa ciudad de Lübeck, situada directamente en el Mar Báltico. El ambiente hanseático se respira en el aire mientras paseas entre antiguas casas de mercaderes, mercados y pequeñas tiendas. En el casco antiguo de Lübeck hay más de 1.500 edificios de diferentes épocas. Entre ellos se encuentran la Puerta Holsten del siglo XV, el Ayuntamiento de Lübeck y la Casa Buddenbrook. Durante unas cortas vacaciones en el mar Báltico, es muy fácil dejarse llevar por el encanto de las juguetonas tiendas y cafés de los barrios del corredor del casco antiguo de Lübeck, y eso es algo bueno.

5. Bamberg

bamberg

Entre los cascos antiguos más bonitos de Alemania, el de Bamberg tiene muchas posibilidades de ocupar el primer puesto a nuestros ojos. Más de 2.400 casas están aquí bajo protección monumental, por lo que no es casualidad que el casco antiguo de Bamberg sea Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1993. Las casas de entramado de madera elaboradamente decoradas, las iglesias consagradas y los puentes de ensueño no dejan frío a ningún visitante. También merece la pena visitar las numerosas posadas del casco antiguo. Bamberg está orgullosa de su condición de ciudad cervecera. Más de 11 fábricas de cerveza activas se encuentran en las inmediaciones de la ciudad. Para conocer mejor el desarrollo de Bamberg y su casco antiguo, visita el Centro de Visitantes del Patrimonio Mundial. Esta exposición multimedia ofrece nuevas e interesantes perspectivas sobre los orígenes y el significado del Casco Antiguo con sus lugares más importantes y bellos, como el Antiguo Ayuntamiento, la Catedral de Bamberg o el Paseo Marítimo y el Rignitz.

6. Meersburg

meersburg

Durante unas cortas vacaciones en el lago de Constanza hay muchas cosas interesantes que ver. Una de las más antiguas e impresionantes es sin duda la ciudad costera de Meersburg, con su famoso casco antiguo ampliamente conservado. En este lugar mágico te sentirás como en otra época. El castillo de Meersburg, uno de los monumentos más importantes, es un recuerdo de la vida medieval que antaño latía aquí. Con una magnífica vista sobre el lago de Constanza, explora los románticos callejones y las misteriosas habitaciones del castillo. Para refrescarte durante tu visita a Meersburg, puedes ponerte cómodo en varios cafés y restaurantes del casco antiguo.

7. Erfurt

erfurt

Durante mucho tiempo, el destino del casco antiguo de Erfurt fue incierto. Poco antes de la caída del Muro de Berlín en 1989, los habitantes de Erfurt se opusieron a la destrucción prevista del casco antiguo, también conocido como Andreasviertel. Hoy en día, la mayoría de los antiguos edificios de este lugar han sido renovados o restaurados, lo que lo convierte en un verdadero espectáculo arquitectónico en el corazón de Erfurt. El buque insignia del casco antiguo es el Krämerbrücke, revestido de entramado de madera. Pero también la Catedral de Erfurt atrae a muchos turistas cada año. Además, puedes averiguar todo lo que hay que descubrir sobre la historia de la ciudad de Erfurt en el Angermuseum o en la Gildehaus.

8. Tréveris

treveris

Como ciudad más antigua de Alemania, Tréveris no puede faltar en nuestra lista. La ciudad, que antes se llamaba Augusta Treverorum, tiene varios restos de la cultura romana y de la historia de los asentamientos medievales. Empezando por la Porta Nigra, el monumento más famoso de la ciudad, experimentarás la rica historia de este lugar mientras paseas por el casco antiguo. Hermosas plazas y pintorescas callejuelas serpentean por el casco antiguo de Tréveris. Aquí puedes hacer muchas compras, visitar museos sobre la historia de la región, maravillarte con las antiguas termas romanas y edificios como la Basílica de Constantino, o simplemente disfrutar del buen tiempo de la región del Mosela tomando un café.

9. Dinkelsbühl

dinkelsbuehl

Bienvenido a la ciudad (antigua) más bonita de la que nunca has oído hablar. La hermosa ciudad de Dinkelsbühl, en el suroeste de Franconia, te lleva a un viaje en el tiempo muy especial. Mires donde mires en el casco antiguo de Dinkelsbühl, verás hermosas casas con entramado de madera, torres de iglesias y románticas calles perfectamente combinadas en cuanto a color y construcción. Esto no es una coincidencia. Para preservar la integridad arquitectónica del centro de la ciudad medieval, los habitantes de Dinkelbühl sólo pueden llevar a cabo proyectos de construcción y renovaciones de acuerdo con una estricta normativa. El punto central de referencia de la ciudad es la Iglesia de San Jorge, desde cuyo mirador puedes disfrutar de una vista en todas las direcciones de los sublimes tejados rojizos y las torres del casco antiguo. Otros lugares de interés son la Puerta de Rothenburg, la Torre Bäuernlist en las afueras de la ciudad, el mercado del vino con sus restaurantes, cafés y bares tradicionales, y el antiguo ayuntamiento, que ahora alberga un museo sobre la historia de Dinelbühl.

10. Marburgo

marburgo

Los edificios extremadamente estrechos y al mismo tiempo espectacularmente entrelazados, así como la empinada subida a la colina del castillo, conforman el encanto del casco antiguo de Marburgo. Las viejas casas con entramado de madera se agolpan aquí y luchan literalmente por cada centímetro. Cuando visites Marburgo, también debes subir al Castillo del Landgrave, en la colina que se eleva sobre la ciudad a orillas del Lahn. Visita también varias iglesias, como la Elisabethkirche o la Kugelkirche. Además, el Ayuntamiento Histórico, situado en la plaza del mercado medieval, es uno de los lugares más importantes de la «Oberstadt», como también llaman a la ciudad vieja los lugareños.

11. Friburgo

friburgo

En medio de la Selva Negra se encuentra la tranquila Friburgo, con su impresionante casco antiguo. Es el corazón de la ciudad y alberga muchos lugares de interés para ti. La Catedral de Friburgo se eleva sobre los tejados de la ciudad y puede verse como un punto de referencia desde lejos. Un punto de referencia más sutil es la Freiburger Bächle, un sistema de cursos de agua que atraviesa todo el casco antiguo y que contribuye a la atmósfera medieval del lugar. Con el Schwabentor y el Martinstor, puedes visitar las dos puertas que quedan de la antigua Friburgo y aprender más sobre la historia de esta pintoresca ciudad. El Schlossberg también es un destino especial. Desde allí, puedes contemplar el épico panorama de todo el casco antiguo de Friburgo y dejarte llevar por la nostalgia y la tranquilidad.